Mujeres en la política colombiana... ¡Tenemos derecho a Votar!

26 mar. 2010

 



Hace varios días no había podido escribir en mi blog dado que me encontraba siendo parte del trabajo de una campaña al Senado y una campaña a la Cámara de Representantes de mi país Colombia para las elecciones realizadas el pasado 14 de marzo. Un trabajo arduo, mas cuando en las campañas que participé no se contaba con maquinarias políticas, ni con grandes flujos de dinero… pero fue otra forma de ver mi ejercicio como ciudadana y fue aquí donde inicié mi investigación del papel que la mujer colombiana ha tenido dentro de la política de mi país… Una historia interesante si partimos sobre el supuesto que si bien, ninguna mujer firmó nuestra acta de independencia, es claro que, sin el apoyo de las mujeres la gesta independentista no habría tenido éxito… En esta primera parte iniciaré con la historia reciente… ¡LAS MUJERES TENEMOS DERECHO A VOTAR!

Primero ubiquémonos en el contexto político actual. La definición constitucional de Colombia, dice que es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizado, con autonomía de sus Entidades territoriales, democráticas, participativas y pluralistas. Está compuesto por 32 departamentos y un distrito capital. El Congreso, compuesto por el Senado que lo integran 100 senadores electos por todo el país y 2 mas electos por las comunidades indígenas y la Cámara de Representantes está formada por 161 representantes que los elige cada departamento y el distrito capital en proporción a su población, y por 5 que son electos en forma especial por las comunidades negras, las comunidades indígenas, las minorías políticas, y los colombianos y colombianas residentes en el exterior. Todos ellos ejercen el poder Legislativo. Tanto los senadores como los miembros de la Cámara de Representantes son elegidos por un periodo de cuatro años.

Ahora bien, solo hasta 1954 la legislación colombiana reconoció el derecho de sufragio activo y pasivo a las mujeres, hay que tener en cuenta que para esa época ya 20 países de la región ya habían realizado esa reforma. Pero que podíamos esperar si solo hasta 1933 el Estado nos había reconocido el derecho a ingresar a las universidades.
Aquí llama la atención que pasaron 21 años teniendo mujeres con título universitario que no pudieron ejercer su derecho a votar, pero todos aquellos varones sin formación académica sí estaban habilitados para votar, ¡????!.

Bueno, ¿qué podíamos esperar las mujeres, si solo hasta la Constitución de 1991 se consagra que las mujeres y los hombres son iguales ante ley, que ambos recibirán la misma protección y trato de las autoridades, y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades? Eso si, hace enfásis que todos los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político y que para hacer efectivo ese derecho pueden elegir y ser elegidos y elegidas, agregando que “las autoridades garantizarán la adecuada y efectiva participación de la mujer en los niveles decisorios de la Administración Pública” Es por eso que el Congreso expidió la ley 581/2000, reconociendo y reglamentando el derecho de las mujeres a ocupar mínimo el 30% de los puestos en los máximos niveles decisorios de carácter administrativo de las tres ramas del poder público, Legislativo, Ejecutiva y Judicial y en todos los niveles decisorios con atribuciones de dirección y mando en la formulación, planificación, coordinación, ejecución y control de las acciones y políticas del Estado. Llama la atención, que siendo esta norma de obligatorio cumplimiento, apenas la acogen 137 instituciones estatales para un total de 1174.
Y otra pregunta me surge… ¿Por qué solo el 30%? Existen varios proyectos de ley que sobre este particular intentan la igualdad y no una cifra "X" salida como por “arte de magia”, sin embargo hasta hoy no se ha logrado que se aprueben.

Aunque vamos progresando, las mujeres cada vez somos mas visibles en los ámbitos políticos del país y es así como la ocupación de curules y cargos administrativos desde 1958 donde se pudo por primera vez elegir una mujer y 1974 fue para el Senado solo de un 2% para la Cámara 4.4% y lo mas elevado en esta época se logró en las asambleas departamentales con el 8.15%. Ya para las elecciones de 2002 a 2006 después de la reforma constitucional se contaron en el Senado 9.8% y en la Cámara de Representantes el 12.6%. Todavía estamos muy lejos del “30% mágico” y mucho mas de la igualdad, pero el panorama es alentador ya en nuestro continente tenemos mujeres Presidentes de sus respectivos países.

La politóloga Angelica Bernal en su trabajo titulado “Colombia: balance crítico de la participación política de las mujeresen la elecciones para el Congreso 2006-2010”
Resalta:
“La relación entre las mujeres y la política es compleja y diversa. A partir de una investigación anterior sobre las mujeres y la política, se lograron identificar tres tipos de obstáculos que caracterizan las dificultades y obstáculos particulares que encuentran las mujeres que deciden participar en política:
− Obstáculos de partida, que consisten en la carencia de las mujeres de una serie de destrezas, conocimientos y oportunidades para entrar en el juego político en igualdad de condiciones con los hombres y que son resultado de la socialización diferencial de hombres y mujeres.
− Obstáculos de entrada, que son los impuestos por la cultura en términos de los estereotipos sobre las esferas de acción y los papeles que deben cumplir las mujeres y que las aleja del mundo de lo público.
− Obstáculos de permanencia, que encuentran las mujeres una vez han logrado entrar en la política y que son las características y dinámicas mismas del quehacer político en nuestro país, con las que estas mujeres muchas veces no se sienten identificadas y se constituyen en la razón principal por lo que la mayoría decide retirarse a la esfera privada o al trabajo comunitario”.

Esto tiene una historia anterior que será objeto de un próximo post… Por ahora nuestro compromiso histórico será seguir luchando por obtener igualdad en el terreno político…




Datos Tomados de La Constitución política de Colombia, Consejo Nacional Electoral y artículos de la Senadora Piedad Córdoba y la Politóloga Angélica Bernal.

1 comentarios:

Stephen dijo...

Cordial saludo, aprovecho la ocasión para reconocer su compromiso con la información a favor de gestionar un mundo mejor. Sin más preámbulos les informo de los acontecimientos más importes que hoy por hoy son materia informativa en Colombia; las elecciones presidenciales, una época en donde las maquinarias políticas tradicionales y partidistas enfilan su arsenal de promesas para conseguir llegar al poder y continuar con la agonía de los colombianos. Sin embargo un suceso sin presentes en la historia política y de la democracia de nuestro país ha permitido entrar a la contienda electoral a un Movimiento significativo de ciudadanos que no hace vislumbrar una esperanza para la verdadera transformación de Colombia. El Movimiento bautizado La Voz de la Consciencia inicio su gestión con la participación de 1.200 voluntarios, personas del común que se cansaron de las injusticias a las que han estado sometidos gobierno tras gobierno, colombianos y colombianas que pagan servicios públicos, impuestos, alimentación, la educación de sus hijos, una seguridad social inservible, que no aguantaron más el flajeo de la violencia, la falsedad de los falsos positivos y la desigualdad y que decidieron hacer algo por cambiar esta dura realidad. Eligieron de entre ellos mismos un líder proclamado por el entorno político como no conocido, y en tan sólo 4 meses lograron reunir más de un millón de firmas para inscribir legalmente su candidatura, invirtiendo para esta gestión una cifra minúscula en comparación de las multimillonarias sumas de dinero con las que financian los politiqueros sus campañas. A pesar de que el candidato de la Voz ha tenido que enfrentar la indiferencia y la censura de los medios de comunicación, que le han cerrado sus puertas y lo han sumido en el anonimato y el de nulo apoyo económico por parte del estado, se ha mantenido firme llevando su propuesta de gobierno a través de una interesante campaña en internet y del trabajo cientos de voluntario que invirtiendo recursos y tiempo están difundiendo voz a voz su mensaje de consciencia. Entre sus propuestas de gobierno que más llaman la atención se destaca la descentralización del gobierno, bajo el argumento que la problemática de toda Colombia no la puede solucionar un solo hombre, haciendo una invitación a que cada uno de los colombianos seamos autogestores de un país mejor. También propone acabar con los bancos y hacer cooperativas y economía solidaria empoderando la gente de los barrios y comunidades. Es indispensable informar a las personas sobre este acontecimiento social que puede ser el inicio de un cambio a favor de Colombia. Permitámosle a más colombianos conocer esta propuesta a través de la página http://www.lavozdelaconsiciencia.org y el canal oficial de la Vos de la conciencia en Youtube
http://www.youtube.com/watch?v=jk501LwQ5aQ&feature=related.