EL ARBOL DE NAVIDAD... LUCES, ADORNOS... FIESTA... UNA ALEGRE TRADICION...

4 dic. 2009

 



Los escritos más antiguos están en el imperio egipcio, quienes celebraban los fines de año con una ceremonia en la que era común llevar una penca de palma de doce hojas, que representaba los meses del año. Con todas ellas realizaban una pirámide la cual se quemaba en honor a los dioses.


En cuanto a los romanos se tiene referencia que decoraban sus casas con plantas y luces e intercambiaban regalos. Pero es solo a finales de la Edad Media, cuando los alemanes y escandinavos inician la costumbre de colocar árboles de pino dentro de sus casas, o al lado de sus puertas, con el fin de demostrar su esperanza en la venidera primavera. Lo que hoy conocemos como árbol de navidad es una evolución de esas primitivas tradiciones alemanas, que tiene sus orígenes en la antigua creencia germana de que un árbol gigantesco sostenía el mundo y que en sus ramas estaban sostenidas las estrellas, la luna y el sol. (Lo que explica posteriormente la costumbre de poner a los árboles luces).


Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín; y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Cuenta la historia que san Bonifacio (680-754), evangelizador de Alemania, un día de Navidad a principios del siglo VIII, tomó un hacha y cortó un el árbol que representaba al Yggdrasil, y en su lugar plantó un pino, que por ser perenne, simbolizó el amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas. Las manzanas simbolizaban el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo. Conforme pasó el tiempo, las manzanas y las luces, se transformaron en esferas y otros adornos. Sin embargo hay otra historia al respecto que dice que San Bonifacio, misionero británico, se encontraba predicando un sermón para convencer a los druidas alemanes que los robles no eran sagrado. Durante su predica, un roble cayó destrozando todos los arbustos y árboles más pequeños que encontró a su paso. Del desastre consiguió salvarse un pequeño abeto: San Bonifacio lo consideró un milagro y le llamó 'el árbol del Niño Dios'. Así, en las sucesivas Navidades los cristianos celebraban la Festividad plantando abetos y, posteriormente, esta costumbre evolucionó hasta dar lugar a la actual decoración. Por lo tanto es posible que el primer árbol de Navidad, como le conocemos en la actualidad, se registre en Alemania, hacia 1605 ambientando el frío de la Navidad y comenzando así su difusión. A Finlandia llegó en 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo en 1829, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria. En España, aunque se conocía desde el siglo XIX, ha tardado en arraigar y solo hasta mediados del siglo XX cuando se ha popularizado.


SIGNIFICADS DEL ARBOL DE NAVIDAD
Entre los significados del pino, se encuentra ser el símbolo de la vida, por no perder en invierno su verde follaje cuando casi toda la naturaleza parece muerta. Es por eso que en algunas casas en los países nórdicos durante el invierno se cortaban algunas ramas y se le decoraba con pan, fruta y adornos brillantes para alegrar la vida de los habitantes de la casa mientras transcurría el invierno.

Los árboles por si mismos tienen ya, varios significados religiosos puesto que han sido utilizados como símbolo de la unión del cielo y la tierra: “ahonda sus raíces en la tierra y se levanta hasta el cielo”; por eso en muchas religiones, sobre todo en las orientales, el árbol es un signo de encuentro con lo sagrado, del encuentro del hombre con la divinidad y de la divinidad con el hombre. 

En Mesoamérica el árbol guarda un significado místico, inclusive tenían el ahuehuete como árbol sagrado. Las tribus nórdicas europeas y americanas algunos grupos como los druidas, tenían árboles sagrados alrededor de los cuales se reunían para ritualmente entrar en comunión con Dios.

Posteriormente durante la evangelización de los pueblos, los cristianos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado.

ADORNOS DEL ARBOL
La tradición de adornar el árbol navideño parece que se inició en Alemania y Escandinavia en los siglos XVI y XVII, la iniciativa de adornar el árbol navideño en España fue traída durante las navidades de 1870 Sofía Troubetzkoy, una mujer rusa quien después de enviudar del duque de Morny, hermano de Napoleón Bonaparte, se casa por segunda vez con el aristócrata español Pepe Osorio, el Gran Duque de Sesto. Y parece ser que esta fue la primera vez que se colocó un árbol navideño en España, en el palacio de dichos nobles situado en Madrid.

Dentro de los adornos más comúnmente utilizados se encuentran:
• Estrella: En la punta del árbol, recordando a la estrella de Belén, representa la fe que debe guiar la vida del cristiano.
• Bolas: San Bonifacio, inicialmente adornó el árbol con manzanas, para representar las tentaciones. Hoy, se acostumbra a colocar bolas o esferas, para simbolizar los dones de Dios a los hombres.
• Lazos: Representan la unión familiar y de todos aquellos seres queridos con quienes se comparten los dones recibidos.
• Luces: En representación de la luz de Cristo inicialmente eran velas.



SIGNIFICADO CRISTIANO
El árbol de Navidad recuerda al árbol del Paraíso de cuyos frutos comieron Adán y Eva, y de donde vino el pecado original; y por lo tanto recuerda que Jesucristo ha venido a ser Mesías prometido para la reconciliación. Pero también representa al árbol de la Vida o la vida eterna, por ser de tipo perenne.
La forma triangular del árbol (por ser generalmente una conífera), representa a la Santísima Trinidad. Las oraciones que se realizan durante el Adviento se diferencian por un color determinado, y cada uno simboliza un tipo:
• El azul las oraciones de reconciliación.
• El plata las de agradecimiento.
• El oro las de alabanza.
• El rojo las de petición.


Una hermosa tradición como siempre mezcla de religiones y culturas que enriquece nuestro planeta y endulza la navidad…

0 comentarios: