Aniversario del Bikini... Liberacion femenina o comercio del cuerpo?

5 jul. 2009

 


Desde la antigüedad el hombre a asociado la limpieza con actos mágicos y religiosos, ha encontrado en el agua una fuente de belleza o simplemente un momento de relajación.

La primera descripcion de traje de baño fue un tapabarros que uso la cortesana egipcia llamada Tais cuando se baño junto con Alejandro Magno y todo su ejercito. En tiempos de Griegos y Romanos se crearon baños y termas, que consistian en edificios de grandes dimensiones dedicados al aseo y al desarrollo de la vida pública. Además, en estos recintos se podían practicar ejercicios como la natación, o recibir masajes con aceites especiales. Al parecer existian también estas instalaciones en Egipto, en la ciudad de Tell el amarna, o en el palacio de Knosos, en la isla de Creta. Unos mosaicos del siglo IV de la villa siciliana de Plazza Amerina representan a diez jóvenes de familias acomodadas bañandose en una piscina, jugando a juegos de pelota o practicando ejercicios físicos con un traje de dos piezas: calzón y banda sostén (llamado strophium) no podemos estar seguros de si estos atuendos cotidianos habían sido creados especialmente para el disfrute de juegos náuticos. La gracia de los movimientos corporales de estas figuras hace pensar que se trata de una exhibición coreográfica.

Desde la Edad Media hasta finales del siglo XV la gente se bañaba desnuda, siendo este un hecho bastante inusual, ya que la limpieza corporal perdió toda su importancia, al ser considerada más importante la limpieza de espíritu, esta desaprobación de la higiene fue la causante de que se produjeran gran cantidad de enfermedades e infecciones, llegando a ser cerrados los baños por epidemia de sífilis. Solo subsistieron los baños terapéuticos, como las termas de Pozzuoli en Italia o las de Baden en Suiza, estas termas estaban frecuentadas por mujeres adineradas que acudían a curarse de sus enfermedades ataviadas con una especie de camisa muy corta y escotada, los hombres vestían calzoncillos o un albornoz cruzado. La gente que carecía de medios económicos para ir a estos edificios se conformaba con bañarse en el mar o en el río que atravesase su ciudad de residencia. Con la Reforma protestante, los paises holandeses se alzaron contra las exhibiciones en público, y visto que la gente no obedecía a estos mandatos terminaron prohibiendo el baño.

En el siglo XVII, Madame de Maintenon consiguió que los parisinos no se privaran del espectáculo que suponía ver a las jóvenes bañistas a lorillas del Sena, en tanto que los caballeros seguían el ejemplo de soberanos como Enrique IV o Luis XVI, y preferían bañarse en las orillas de la aún no contaminada Ille de France. El traje de baño de las fiestas campestres era una camisa de baño, la cual guardaba las apariencias, al menos mientras no se entrase en el agua. En el periodo revolucionario antes del siglo XVIII, resultaba muy tentador para los nudistas el darse un baño en un río, las repetidas ordenes y prohibiciones policiales llevaron a más de uno a ser incluso azotado al ser detenido en pleno chapuzón. Al final, se optó por crear unos baños públicos controlados, en los cuales se colocaban una especie de barreños de tela agujereada que se introducían en los ríos. Esta moda se realizo gracias a la industrialización, tal como la aparicion del ferrocarril, medio de transporte utilizados por la burguesía para ir a la playa.

Los primeros trajes de baño eran bastante incomodos para moverse entre el agua y la arena, ya que eran trajes complicados y les sobraban mucha tela. La reina Hortensia, en 1812, lucía el primer traje de baño moderno. Estaba hecho con punto, era de color chocolate, bajo una túnica de manga larga que cubría una camisa bordada, llevaba un pantalón a la turca, ceñido en los tobillos. Este modelo sirvió para hacer el arquetipo de trajes de baños hasta finales del mismo siglo. Inspirado en la lencería pero sin ser tan sensual ni erótico, aun que este intento no duro mucho ya que cada vez que el bañista se metía al agua y se mojaba, el traje se le pegaba al cuerpo, revelando crudamente las formas corporales. Para neutralizar un poco esto se usaron colores oscuros en los trajes de baño, tales como el negro(para las viudas), marrón, gris oscuro y color chocolate.

A partir de 1860, el bañador de dos piezas, formado por una tunica y un pantalón que cubría hasta la rodilla, tiende a imponerse de manera progresiva. Esto quiere decir, que después de un tiempo el vestido desaparece completamente.

El estilista francés Louis Réard presentó el 3 de julio de 1946 por primera vez, en su colección de trajes de baño, uno de dos piezas, a la que llamó Bikini en honor a Bikini Atoll, uno de los tantos atolones de Marshall Islands, en el pacífico central. Este lugar es reconocido por ser ideal para bucear por su riqueza natural y se hizo famoso en la década de los cuarentas cuando Estados Unidos lo utilizó como lugar de pruebas nucleares.
Se dice que una bailarina del Casino de París, Micheline Bernardini, fue la primer modelo en posar con bikini. El inventor de la prenda, Louis Reárd, tuvo que recurrir a ella porque ninguna modelo profesional se atrevía a lucir una prenda tan destapada.Fue ella quien sugirió a su creador este nombre, alegando que iba a ser "más explosivo que la bomba de Bikini".



El bikini desde su invención no fue del todo aceptado, la actriz norteamericana Esther Williams resume la reacción social negativa en los años 50, tanto anglosajona como europea, ella a pesar de ser famosa por su participación en Escuela de Sirenas (George Sidney, 1944) donde continuamente salía en bañador, fue censurada por la supuesta inmoralidad del nuevo modelo que portaba. Ademas en el año de 1951 durante el certamén de Miss Mundo el bikini fue prohibido, ganando terreno el traje de baño de una sola pieza, el cual era considerado sinónimo del buen gusto.

La popularidad del bikini solo se logra hasta los años 60, esto por razones de ética más que de estética, sin embargo gracias a factores tan influyentes como las grandes divas del cine, los medios de comunicación y la apertura política y social de occidente, su aceptación comenzó.

Con Brigitte Bardot y sus descansos en Saint Tropez y Cannes luciendo un bikini, se desencadena la promoción de tal prenda. Su papel en Y Dios creó a la mujer en 1957, animó a decenas de mujeres a usarla. Asi también la colaboración del cantante Brian Hyland y su canción Itsy Bitsy Teenie Weenie Yelow Polka Dot Bikini despierta entre las adolescentes americanas el gusto por esta prenda de escándalo. Seis años después, Ursula Andress lució su famoso bikini con cinturón mientras interpretaba a la "chica Bond" en "007 contra el Doctor No". Raquel Welch por su parte aparecia con un sugestivo bikini en "Hace un millón de años", cuando interpretaba a una feroz cavernícola, en 1966. Mientras en América esta diminuta prenda, causaba furor, caso contrario se presentaba en España,Grecia y Portugal, donde debido al ambiente político y religioso, las mujeres erás más recatadas, los bañadores de una pieza de piqué o punto con falditas y escote alto seguían siendo los reyes de las playas.

Con la evolución y vanguardia de los tejidos, el bikini tiene una mayor difusión. Luego para 1960 con la introducción de la lycra una fibra que puede ser tensada y estirada hasta seis veces su longitud natural, el diseño de esta singular prenda se abre a nuevas posibilidades, por lo que la moda llega a los momentos de descanso y bronceado en las playas.
Posteriormente con la libertad de expresión, el fin de la dictadura franquista y el landismo, Mariano Ozores y Alfredo Landa, traen el "top-less" y el tanga. Este último llega de las playas de Brasil y reduce las piezas del bikini a su mínima expresión.

El aire de libertad que se respira en los ochenta, el interés por la moda y por un cuerpo escultural, continúan con el triunfo de las tangas y el cine encumbra a Bo Derek como la mujer perfecta en traje de baño. En los años noventa, los bikinis continuan con su ascenso pero mostrando ahora formas rectas y colores lisos, asi mismo causó sensación el bikini de diseño deportivo que mostró la reina del voleybol Gabrielle Reece en 1993.

Las formas de los diseños actuales se prestan a la variedad y abarcan desde tops de línea deportiva, sesenteros, mini camisetas y formas asimétricas.

El traje de baño cambia según sus limites , sus aceptaciones y las modas de distintas épocas. Aun que hayan sido prohibidos en algún momento de nuestra historia, tarde o temprano iban a revelarse. Por que en toda época encontramos gente revolucionaria, con ideas distintas, con modas distintas, y que después de todo terminan siendo aceptadas por la sociedad. Al igual que el hombre, el traje de baño evoluciono hasta lo que vemos hoy en día en cualquier playa o piscina. Partió siendo una prenda que no mostraba nada del cuerpo, hasta un adorno que no deja nada a la imaginación del hombre.

1 comentarios:

nikolaykotev dijo...

Dear Friends!
From may 2009, (insted the old – “nikotev.wordpress.com”)I have a new blog for modern and contemporary world history - “Nikolaykotev's Blog” with URL: http://nikolaykotev.wordpress.com/ . If you want, you can see it on this adress!
Best wishes
Nikolay Kotev
NEWS: approximately 100 pictures and 1800 pictures and photos from the Second World War