Una nota sobre la fundación de Bogotá… la capital de Colombia…

14 ene. 2009

 


Con el sueño de encontrar el tesoro del Dorado, parte la expedición de Gonzalo Jiménez de Quesada de Santa Marta el 6 de abril de 1536 conformada por 500 soldados con dirección hacia el interior del territorio que actualmente es Colombia. La expedición se dividió en dos contingentes: uno al mando de Quesada avanzaría por tierra y el otro, dirigido por Diego de Urbino remontaría el río en cuatro bergantines, para unirse más arriba con la tropa de Quesada.

Durante el viaje tuvieron noticia de que hacia el oriente -cordillera Oriental- habitaban indios que hacían grandes panes de sal, y ya elaborada, la utilizaban para hacer trueque por algodón silvestre y pescado. Entonces Jiménez de Quesada tomó la gran decisión: abandonar la ruta hacia el Perú, donde supuestamente se encontraba El Dorado y dirigirse por la montaña en busca de los «pueblos de la sal». Cuando llegaron al Valle de la Grita, de la expedición que había partido de Santa Marta, sólo quedaban 70 hombres. En su recorrido hicieron al igual que todos los “conquistadores”, tomar una buena cantidad de oro y esmeraldas de los indígenas, además, en Hunza capturaron al Zaque Quemuenchatocha y en Sogamoso, centro religioso del culto del sol, saquearon el templo y por supuesto obteniendo un inmenso botín.

Fue el día 22 de marzo de 1537 llegaron desde el norte a través de los «pueblos de la sal», Nemocón y Zipaquirá, a la entrada del que llamaron Valle de los Alcázares. Este era un territorio chibcha, allí encontraron buenos caminos que los llevaron hacia el suroeste; en pocos días recorrieron varios poblados, entre ellos, Cajicá, Chía y Suba, a la entrada del Reino de Bogotá, donde tuvieron enfrentamientos con los indios del cacique Bogotá que trataba de impedirles la entrada a su pueblo hasta que lograron su ingreso a la ranchería empalizada de Muequetá o Bacatá, construida sobre una hondonada cenagosa, que era la capital del Zipa Tisquesusa. Y como la consigna que tenían todos los conquistadores españoles era la de fundar y poblar, Quesada decidió fundar un asentamiento urbano para que los españoles pudieran vivir en forma ordenada bajo un gobierno estable.

Asi fue como ubicaron un terreno hacia el oriente, al pie de los cerros el poblado de indios llamado Teusaquillo, ubicado cerca de la residencia de recreo del Zipa –actualmente carrera segunda con calle 13-, bien provisto de agua, leña, tierras para sembrar y resguardado de los vientos por los cerros de Monserrate y Guadalupe. Es llamativo que no existe acta de fundación de la ciudad, sin embargo, se ha aceptado como fecha de fundación el 6 de agosto de 1538; según cuenta la tradición, aquel día el sacerdote fray Domingo de las Casas ofició la primera misa en una iglesia pajiza, que se cree fue levantada cerca de la actual catedral o tambien cerca de la capillita del Humilladero en la Plaza de Yerbas, actualmente Parque de Santander. Se dice que ese día la región recibió el nombre de Nuevo Reino de Granada y el poblado se llamó Santa Fe.


1 comentarios:

Paginas Web dijo...

Gran reseña, gracias por la info...