ES NOCHE DE BRUJAS!!!... Una perfecta mezcla de culturas!

31 oct. 2008

 

La historia de día de brujas o Halloween empieza hace más de 2.500 años, con los celtas, en el territorio que hoy corresponde a Gran Bretaña y Francia. Su año terminaba al final del verano, que corresponde al día 31 de octubre de nuestro calendario. Ese día el ganado era llevado de los prados a los establos para el invierno. El pueblo la tomaba con mucha seriedad, y sus sacerdotes dedicaban la noche a Samhain, el caballero de la muerte.



La leyenda dice que ese último día, los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las "decoraban" con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, y así lograr que los muertos pasaran de largo asustados. Siendo este es el origen la actual tradición de decorar con motivos siniestros las casas. Encendían grandes fogatas y sacrificaban caballos y, algunas veces, hasta humanos para ahuyentar a las brujas y a los espíritus malignos; pues estos pedían alimentos a los asustados pueblerinos con la famosa frase "Trick or Treat" cuya traducción es Truco o Trato; a quienes maldecían y hacían víctimas de sus conjuros si no accedían a sus peticiones. Y cuenta la leyenda que, si llegaban los espíritus, había que hacer trato sin importar su costo pues los “trucos” eran maldiciones y toda clase de infortunios a los habitantes de la casa. Esta frase ahora convertida en un juego infantil que repiten los niños cuando solicitan sus dulces esta noche. Se dice entonces, que esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.

Respecto a las calabazas la leyenda celta nos cuenta que Jack "El Tacaño" (Stingy Jack en el original inglés), era un granjero que engañaba y mentía a vecinos y amigos, ganándose la reputación de una persona tan malvada como el mismo Diablo; Dicen que este rumor llegó a oídos del mismo Diablo, que quiso comprobarlo y disfrazado como un hombre normal busco a Jack y se puso a beber con él durante largas horas, revelando su identidad tras ver que en efecto era un auténtico malvado, le dijo que venía a llevárselo para pagar por sus pecados, Jack le pidió una ronda más juntos como última voluntad. El Diablo se lo concedió pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack lo retó a convertirse en una moneda para pagar la ronda y demostrar sus poderes. Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí el Diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack no lo haría a menos que prometiera volver al infierno para no molestarle durante un año. Transcurrido ese tiempo, el Diablo regresó a la casa de Jack para llevárselo al inframundo pero de nuevo Jack pidió un último deseo, en este caso que el Diablo cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener su última comida antes de su tormento. Este accedió, pero cuando estaba en el árbol Jack talló una cruz en su tronco para que no pudiera escapar. En esta ocasión Jack le pidió no ser molestado en diez años, además de otra condición: que nunca pudiera reclamar su alma para el inframundo. El Diablo accedió y Jack se vio libre de su amenaza; sin embargo al morir, Jack se preparó para ir al cielo, donde fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso, pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, y fue enviado al Infierno donde por su pacto tampoco pudo ser recibido allí y fue expulsado condenado a deambular por los caminos con un nabo hueco con un carbón ardiendo dentro como única luz que guiara su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal. Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o "Jack of the Lantern", nombre que se abrevió al definitivo "Jack O'Lantern". Esta es la razón de usar nabos (y más tarde calabazas, al ser más grandes y fáciles de tallar) para alumbrar el camino a los difuntos en Halloween, y también el motivo de decorar las casas con estas figuras horrendas (para evitar que Jack llamara a la puerta de las casas y proponer Truco o trato).

Al invadir los romanos los territorios celtas se encuentran con estas tradiciones. Ellos, ya tenían sus festividades los últimos días de octubre y principios de noviembre que se llamaban "Las Fiestas de Pomona", dedicadas a la diosa de los árboles frutales y “Feralia” que era la fiesta del descanso y la paz de los muertos. Por lo tanto no podían permitir que este pueblo "bárbaro" las ignorara, por lo que se les ocurrió adaptar la costumbre de los dominados a las suyas, confundirlos y luego decir que ya ellos las tenían desde antes.


El Papa Gregorio III hacia el año 837 d.C, decidió establecer el 1º de Noviembre como la fiesta de Todos los Santos, en un intento de la iglesia Católica para eliminar el paganismo. En Inglaterra fue llamado Día de Todos los Santos, cuya traducción literal es "All Hallows' Day" o Hallowsmass, convirtiéndose en una fiesta muy popular y por lo tanto se acostumbró también a celebrar la víspera (en inglés: Eve) así que a la noche anterior, se le llamó "All Hallows' Eve" (Víspera de Todos los Santos). Con la costumbre inglesa de contraer los nombres se obtiene el nombre definitivo "Halloween", aunque esta fiesta religiosa original nada tiene que ver con la celebración del Halloween actual.

La costumbre de disfrazarse la implementaron hacia la edad media, los bandoleros y truhanes europeos quienes para cometer sus fechorías en esa noche, se disfrazaban de diablos o espantos y posteriormente acusaban a los espíritus de cometerlas y así lograban que su cuento fuera creíble.
Hacia 1840 llega esta tradición a Estados Unidos y se empezó a celebrar en pequeños grupos, pero fue hasta 1921 que se realiza el primer desfile de Halloween en Minnesota, y hasta la década del 70 comenzó a internacionalizarse.


Es así como la Noche de Brujas o Halloween se convierte en una noche con aura de débil misterio, brujas, fantasmas, duendes, espíritus, acompañada de un ánimo festivo y del buen humor. Hoy es una noche de dulces, bromas, disfraces y películas de terror, para chicos y grandes por igual…



0 comentarios: