Mesalina... ramera... meretriz... emperatriz...otra perversa de la historia

24 ago. 2009


Valeria Mesalina (Messalina, en latín) nació en el año 25 d.C. hija del cónsul Marco Valerio Mesala Barbado y de Domicia Lépida Menor. En el año 41 era una mujer hermosa que contaba con dieciséis años y aunque se encontraba emparentada con la familia imperial, no gozaba del estatus económico que debía tener: su familia estaba en franca decadencia, su padre ya no era un político prominente y su madre era una mujer poco virtuosa que había derrochado la fortuna familiar. Por lo tanto al no poseer una dote digna de atraer a un funcionario público de renombre, le tocó conformarse en aceptar el cortejo del hazmerreír de la corte y es así como se convirtió en la esposa de Claudio, que en ese momento tenia cincuenta años; además era cojo, y sordo, por lo que incluso físicamente desagradaba a todo el mundo, sin embargo por consejo de Calígula, Mesalina contrajo matrimonio con él, no por amor o atracción, sino por sus ansias de poder, pues Claudio era tío del emperador de Roma, Calígula; y que además pronto se convertiría en emperador.

Llama la atención que Claudio ya había estado casado dos veces, pero solo con Mesalina tuvo su primer hijo Tiberio Claudio Germánico. Mesalina se dio cuenta de la posición de privilegio en que se encontraba al ser nombrado emperador su esposo, pues esta posición le permitía hacer lo que quisiera.

Inicialmente se comportó como toda una dama, sin embargo poco a poco empezó a corromperse y a deshacerse de los que ella consideraba una amenaza para sus oscuros deseos, o simplemente de esas personas que no le agradaban. Es asi como, Mesalina se convirtió en una gran asesina rivalizando con la abuela de Claudio, Livia, quien envenenó a su marido y a sus nietos por sus ansias de poder.

Entre sus múltiples víctimas, estaban: Livila, hermana de Calígula, al parecer por su belleza y por la influencia que tenia sobre el tío Claudio y otra de sus victimas fue Valerio Asiático, por querer apropiarse de sus bellos jardines. Simultáneamente mientras asesinaba, su otra estrategia era aliarse con los que le parecían poderosos o provechosos para alguna causa.

Siendo una mujer de una belleza incomparable y extraordinaria, conciente de este atributo usaba sus dotes para conquistar a cualquier hombre que pudiera servir a sus propósitos senadores, militares…, no le importaba su clase, parentesco, o riqueza. Esto le otorgó la fama de seductora convirtiéndose en una leyenda. Entre lo mas renombrado se encuentra su competencia con todas las prostitutas de Roma en saber quién podía atender a más hombres en un día. El evento inició por la noche, donde asistieron muchos hombres importantes de la corte Aquella noche, después de haber sido poseída por 25 hombres, Escila (la representante de las prostitutas) se rindió y Mesalina salió victoriosa, pues superó la cifra al llegar al amanecer y siguió compitiendo. Según se dice, aun después de haber atendido a 70 hombres no se sentía satisfecha, llegando a atender unos 200 hombres. Cuando Mesalina pidió a Escila que regresara, esta se retiró diciendo: «Esta infeliz tiene las entrañas de acero». … y de esta forma… GANO


Mesalina dio rienda suelta a sus desenfrenos y su ninfomanía era tal que según narra el poeta Juvenal, era una prostituta que ejercía en el barrio de Subura usando el pseudónimo de Lycisca…

Llama la atención que los desenfrenos de Mesalina eran desconocidos por el Emperador, pues el amor que le profesaba, le permitía cualquier capricho con tal de verla feliz. Claudio terminó en serios problemas por causa de los crímenes de Mesalina que poco a poco construyó un reinado del terror siendo evidente que ella lo manipulaba.


Finalmente entre todos sus excesos Mesalina se casó con el guapo cónsul Silio, uno de sus tantos amantes, mientras Claudio se encontraba en Ostia. Ante la bigamia de Mesalina ya Claudio no pudo cegarse, es aquí donde aterriza en la realidad y además sintió que su vida peligraba, pues los rumores decían que Mesalina y su nuevo esposo, al que tampoco amaba, planeaban una conspiración contra Claudio para usurpar el trono. Entonces Claudio solicito a Narciso, uno de sus colaboradores de mayor confianza que resolviera la situación. Así pues Silio, después de comparecer ante el emperador fue obligado a suicidarse, y a Mesalina la asesinaron en el año 48d.c, pero no dejaron que Claudio lo presenciara pues temían que por el gran amor que le tenía fuese débil y la perdonara.

De esta manera terminan siete largos años de terror, escándalo, desenfreno y lujuria que Mesalina había protagonizado, dejándole al emperador un hijo, Germánico, y una hija Octavia. Claudio, debido a la humillación que había sufrido, tras la muerte de Mesalina, decretó que su nombre y efigies fuesen retirados de todos los lugares públicos y privados en los que se le hacía alusión.

Una nota de cierre, si vemos el significado del nombre Mesalina era la forma femenina del nombre Mesala, pero la fama que adquirió la emperatriz hizo que el nombre de Mesalina adquiriera etimológicamente un nuevo significado: mujer libidinosa, y ha llegado a ser utilizado como un sinónimo de prostituta, colocando su significado en una posición similar a adjetivos como ¨ramera¨o ¨meretriz¨...


0 comentarios: