Pesebres, Nacimientos o Belenes… Una representación artística…

13/12/2008

 


En la decoración navideña en muchos países del mundo se realizan representaciones del nacimiento del Niño Jesús, según cada país la decoración cambia, el tamaño o su duración y ubicación en las casas, pero lo que si es claro dentro del esquema es que la “Sagrada Familia” de Belén es el centro de estas escenas, un poco de su historia…


En 1223 san Francisco de Asís dio origen a lo que hoy conocemos como pesebres, lo realizó en una ermita de Greccio, inicialmente la escena del nacimiento de Cristo fué representado por personas reales dentro de un establo con animales, donde san Francisco celebró una Eucaristía.
En este primer nacimiento, san Francisco ya incluía al buey y al asno, basándose en la lectura de Isaías: "Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no discierne" (Is. 1,3). Aunque estos animales ya aparecen en el "Pesebre" del siglo IV, descubierto en las catacumbas de San Sebastián en 1877.



Posteriormente en el siglo XIV, la idea de los nacimientos se consolidó como tradición en la península itálica. En Nápoles, el rey Carlos III promovió la difusión de los nacimientos en España, al igual que en Alemania. Aunque los frailes franciscanos ya empezaban a difundirlos desde el siglo XIII. Con las modas renacentista y barroca, la decoración de los nacimientos cobró fuerza y se volvió un arte.

En América, los franciscanos usaron los belenes como método de evangelización. Fue en esa época donde comenzaron a ser anacrónicos, ya que incluían animales y plantas americanas, que en Palestina no se conocían en tiempos de Jesús, como los guajolotes, magueyes y nopales. En este papel evangelizador, los nacimientos tomaron un papel importante. Fue así como en el Códice Franciscano, Fray Pedro de Gante describió cómo preparaba los cantos y los rezos para los mexicanos: "...hizo venir a los indios de toda la comarca y en un patio que se llenó a reventar, se cantó el himno `Ha nacido el redentorï".

Fray Pedro de Gante, en la escuela que fundó en Texcoco, adiestró a los indígenas en la elaboración de las figuras y los detalles de los nacimientos para estas procesiones.

Los pesebres representan por lo general a Jesús, María y José en un pesebre, o según otras tradiciones, en un establo, granero o cueva, donde, según Lucas 2,7;nació el niño. La tradición los acompaña de una mula y un buey, según el relato de los Evangelios apócrifos y del texto del libro del profeta Isaías y de Habacuc. Puede incluir además representaciones de los pastores reunidos para adorar al recién nacido, de los tres Reyes Magos con sus ofrendas, de ángeles y de la estrella de Belén.

Estas representaciones se montan antes de Navidad, tradicionalmente el 8 de diciembre, coincidiendo con la fiesta de la Inmaculada Concepción, a partir de la fiesta de la Epifanía, el 6 de enero, se añaden las figuras de los Reyes Magos y en algunos lugares se conserva armado hasta el 2 de febrero, fecha de la presentación de Jesús en el Templo.



En la región andina de Venezuela se realiza generalmente una ceremonia para levantar al niño Jesús, llamada «Paradura del niño». En la región capital, los nacimientos combinan tradiciones criollas con modernas. Utilizan hojas de plátano y casitas coloniales de múltiples colores. En zonas de Ecuador, México, Guatemala, El Salvador, Colombia, Venezuela, Perú y Chile, la figura del Niño no se coloca hasta la llegada de la Navidad, fecha en que se celebra su nacimiento, y luego de ser «arrullado» es colocado entre José y María. En el arrullo, los padrinos del niño (quienes son encargados de dar los aguinaldos) toman al niño en una sabanita y comienzan a arrullarlo mientras se canta "duerme y no llores" u otro canto de arrullo o villancico y luego se da a besar a todos los presentes y es colocado entre José y María. Luego se reparten los aguinaldos, se quiebran las piñatas, y se tiene la cena de navidad. En Perú el nacimiento se desmonta el 6 de enero, en una celebración llamada Bajada de Reyes, en la cual se invita a familiares y amigos, y se festeja mientras se va desmontando uno a uno las figuras del nacimiento. Dicha celebración se repite en grupos más grandes como comunidades o empresas privadas. Así mismo, en la región de Ayacucho existe el Retablo ayacuchano que consiste en un nacimiento dentro de una especie de caja de madera, que al abrirse recuerda los grandes altares de los templos del lugar, pero cargados de figuras y de colorido, pudiendo alcanzar grandes tamaños.



Y es así como en estas fechas en muchos hogares se continúa esta tradición que disfrutan y viven con gran fervor, grandes y chicos en muchas regiones del mundo…


1 comentarios:

Mar Romera dijo...

Me ha gustado saber de dónde procede la costumbre de poner los pesebres, aunque si te soy sincera en mi casa y la de los míos,hace tiempo que por votación popular y por convicciones, dejamos de poner el nacimiento y adornamos la casa con un árbol de navidad...

Buen domingo.